Los vendedores utilizan toda clase de trucos psicológicos para vender más persuadiendo a sus clientes para que compren sus productos. Se aprovechan de comportamientos humanos que les permiten influenciar sus decisiones de compra.

Antes de empezar con la recopilación de los mejores trucos, cabe mencionar dos cosas importantes: La primera, el objetivo de estos trucos no es en ningún caso el de engañar a tus clientes, sino aprender a presentar mejor la propuesta de valor de tu negocio; y la segunda, esta recopilación de trucos no supone un éxito asegurado, sino que tienes que probar tus propios trucos para ver qué funciona en tu caso particular.

Ahora sí, veamos esta recopilación de trucos psicológicos para vender más.

Estás enviando un mensaje claro al mundo?

Primero convence y luego haz una oferta irresistible

Uno de los errores más comunes que cometemos todos al principio es empezar ofreciendo descuentos o bonificaciones des del comienzo. Un descuento o una bonificación debería ser la última herramienta que utilices. 

Primero debes convencer a tus posibles compradores mostrando el producto y explicando sus características. Luego cuando ya esté decidido ofrecerle los descuentos para que piense “¡Vaya chollo!”. 

Escasez

Seguro que te has fijado que en páginas web como Amazon, siempre aparece una frase al lado del precio que indica las unidades restantes de ese producto. Términos como “Solo quedan 2 en stock”, “Quedan pocas unidades”, o “Oferta válida por tiempo limitado” crean la sensación de que el comprador tiene que decidirse pronto o perderá la oportunidad de beneficiarse de la oferta o de tu producto.

Amazon escasez ejemplo de trucos psicológicos para vender más en tu negocio
Amazon shortage example

Aunque parezca una tontería, los seres humanos somos así por naturaleza. Tendemos a apreciar más las cosas cuando estamos a punto de perderlas que cuando se nos ofrecen siempre.

Autoridad

Posicionarte como un experto en tu campo o logrando que expertos de la industria utilicen y recomienden tu producto son dos de las mejores posiciones para demostrar autoridad. Si consigues obtener un grado importante de autoridad en la mente de los compradores, estos tendrán más confianza en ti que en tu competencia.

Reciprocidad

Una de las normas básicas de la sociedad se basa en la correspondencia de favores. Seguro que conoces el dicho: “Es de bien nacido, ser agradecido”. De hecho, nadie quiere tener fama de ser justo lo contrario. Que una sociedad te tilde de “gorrón” o de desagradecido es de los peores atributos con los que te pueden caracterizar, ¿verdad?

Por lo tanto, no tengas miedo de aportar el máximo valor gratuito a la gente. Cuando tú das algo, las personas se suelen sentir en deuda contigo y eso incrementa las posibilidades de influir sobre ellas. 

Prueba Social

Ser el primero en hacer alguna cosa siempre asusta. Es por eso que el ser humano necesita ver que otras personas ya lo han hecho antes para decidirse. Añade opiniones, testimonios, reviews, etc. en tu página web, productos, redes sociales, donde sea sinceramente. 

Si acabas de empezar un negocio y aún no tienes reviews, no dudes en contactar con tus primeros clientes para que dejen su opinión acerca de tu producto o servicio. Que no te dé miedo insistir; si realmente les está gustando tu producto o servicio, no dudes en pedírselo porque no les supondrá un esfuerzo muy grande. 

Obviamente, estos son solo unos pocos ejemplos de los múltiples trucos psicológicos que existen para vender más en tu negocio. Aun así, creemos que son las bases a asentar más importantes antes de empezar con cualquier otro truco.

¿Qué otros trucos entrarían en tu top 5? ¡Déjanos un comentario!

Nos vemos en el siguiente post 🙂

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *